El cementerio militar de Oosterbeek

Aprovechando nuestra estancia en Holanda en el año 2008, decidimos conocer algún lugar histórico relacionado con la 2º Guerra Mundial, pero no pensábamos encontrarnos con uno de los episodios más tristes, donde las Fuerzas Aliadas sufrieron su mayor derrota en la llamada operación Market Garden, comparada por su alcance e importancia con el desembarco de Normandía. De aquella triste história queda como recuerdo el cementerio militar de Oosterbeek, donde con tristeza pudimos comprobar la corta edad de los soldados allí enterrados.

Dicha operación se planeó llevar a cabo con fuerzas aerotransportadas y combinadas con unidades blindadas terrestres, y una vez ocupados los puentes sobre el río Rhin, crear un corredor a través del cual las fuerzas aliadas pudieran cruzar el río que era la última barrera natural antes de entrar en Alemania. Los aliados consiguieron capturar exitosamente los primeros puentes, pero el resultado global de la Operación fue un rotundo fracaso, al no poder ocupar el puente final en la ciudad de Arnhem. La contraofensiva alemana destruyó la 1ª División Aerotransportada Británica, además de causar más bajas en los aliados que las que tuvieron durante la invasión de Normandía, teniendo como consecuencia alargar la guerra en Europa casi un año más.

Varios pudieron ser los factores que contribuyeron a tal desastre. En primer lugar el plan era excesivamente optimista, y no daba margen de maniobra en caso de que algo saliera mal, por lo que el mínimo desvío llevó a los aliados a situaciones extremas, seguido de la mala elección de los lugares de salto. En el caso de la 1ª División Aerotransportada Británica, la lejanía entre el lugar de salto y el puente de Arnhem, eliminó el factor sorpresa y facilitó que las fuerzas alemanas se interpusieran en su avance.

También contribuyó al desastre un cambio de último momento, en que los paracaidistas polacos aterrizaron en medio de dos divisiones Panzer alemanas y lejos de las unidades británicas a las que debían reforzar. Adicionalmente, los alemanes descifraron los códigos que designaban algunas zonas de envío de suministros, y sin querer los aliados entregaron 390 toneladas de víveres, municiones, armas y artículos médicos a los alemanes. Otros factores fueron la falta de confianza en la red clandestina holandesa, el mal tiempo y el escaso apoyo aéreo.

Ambos bandos sufrieron un considerable número de bajas, llegando a ser más del 90% de algunas unidades. Las cifras oficiales de las bajas son meramente una aproximación. En el caso alemán, algunas unidades fueron reforzadas durante el combate con reclutas sin experiencia, incluyendo a trabajadores de la Luftwaffe o del ferrocarril que no habían sido entrenados para luchar, y por lo tanto dificultaba el conteo de los soldados que habían tomado las armas y como consecuencia imposible de calcular las bajas.

Lo que quedó claro es que los aliados sufrieron la peor parte con más bajas que en el desembarco de Normandía, llevándose el Reino Unido la peor parte, sumándose la resistencia y los civiles de los Países Bajos con cerca de quinientas bajas en Arnhem y Oosterbeek, aunque se cree que el número de bajas, entre muertos y desaparecidos, pudo haber llegado a 10.000 por el invierno, el hambre, y privaciones que siguieron a la Operación.

El cementerio de guerra de Oosterbeek, contiene las tumbas de la mayoría de las bajas causadas durante la batalla de Arnhem de septiembre, y numerosos soldados muertos en más combates ocurridos en la zona. En la actualidad hay enterrados 1.680 soldados de la Commonwealth, británicos, canadienses, neozelandeses y australianos, de los cuales 245 nunca fueron identificados. También alberga las tumbas de 73 soldados polacos caídos en la operación.

Debido a la retirada aliada, la gran mayoría de los muertos tuvieron que ser dejados en el campo de batalla. Allí fueron enterrados en fosas simples de campo, incluso algunos en sus propias trincheras o en fosas comunes cavadas por los alemanes. Una de las casas del pueblo que fue utilizada como puesto de primeros auxilios durante la batalla, albergó tumbas de 57 hombres en su jardín cuando terminó la guerra. Después de que Arnhem fuera liberada en abril de 1945, las Unidades de Registro del ejército británico se trasladaron a la zona y comenzaron a buscar aliados entre los muertos.

El gobierno holandés ofreció en préstamo perpetuo, un pequeño terreno al norte de Oosterbeek donde fueron trasladados los caídos. El cementerio se completó en febrero de 1946, originalmente con las tumbas marcadas por cruces de metal, aunque estas fueron reemplazadas por lápidas en 1952. La mayoría de los muertos alemanes fueron enterrados después de la batalla en el Cementerio de los Héroes, cerca de Arnhem, pero fueron trasladados y vueltos a enterrar en Ysselsteyn después de la guerra.

Cerca de Arnhem fue erigido un monumento dedicado a la población holandesa que sufrió las batallas de la Operación Market Garden. La placa dice así:
A la gente de Gelderland; hace cincuenta años, tropas aerotransportadas británicas y polacas lucharon contra abrumadoras circunstancias para abrir el camino hacia Alemania y anticipar el fin de la guerra. Trajimos muerte y destrucción, por lo cual ustedes nunca nos han culpado. Este monumento señala nuestra admiración por su gran valentía, y recuerda especialmente a las mujeres que atendieron a nuestros heridos. En el largo invierno que siguió, ustedes y sus familias corrieron riesgo de muerte por esconder soldados aliados que esperaban ser llevados a lugar seguro por la Resistencia.


*********EL CEMENTERIO DE OOSTERBEEK*********

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s