La judería o mellah de Tetuán.

El barrio judío actual data de principios del siglo XIX. El anterior que existió durante siglos y donde se instalaron los judíos que llegaron expulsados de España, fue ordenado derribar por el sultán Mulay Soliman para evitar que la población judía se encontrara cerca de la mezquita llamada Yemaa al K´abira.
El edicto obligaba a cada judío a vender su casa a un musulmán y a construir una por su cuenta y por el mismo precio en el nuevo mellah. Para ello tuvieron un plazo de seis meses a partir del edicto, con la consiguiente expulsión de la ciudad y la prohibición de volverse a instalar en ella en caso de que expirase el plazo.

El nuevo mellah situado el sur del Feddan (antigua plaza de España hoy de Hassan II), se construyó sobre terrenos comprados a las familias Al Attar, Erzini, Gharsia y Medina, que formaban la oligarquía musulmana de la época. Se extendía sobre un espacio importante, ya que fue capaz de albergar una población de seis mil judíos.
Está constituido por unas trescientas calles estrechas pero rectas, con arcos blanqueados y altos escalones en las puertas. Fue diseñado con influencia española al parecer por un arquitecto portugués.
El barrio estaba comunicado al exterior por una o dos puertas a las que se añadieron otras en la época del Protectorado Español.

La calle principal que desembocaba en la plaza de España se llamaba en sus distintos tramos calle de Abraham Israel, presidente de la Comunidad, calle de Levy Cazés, en recuerdo del alcalde hebreo de Tetuán durante la presencia española 1860 – 1862, y calle de la Guardia Civil.
Otros nombres de las calles con influencia española eran: Valladolid, Sevilla, Valencia, Fomento, Florida, Prado, o Real Armada. Actualmente a pesar de no albergar habitantes judíos en el mellah, aun se mantienen en algunas calles sus antiguos nombres hebreos, como la de Sultana Cohen, Vidal Serfati, o Isaac Bengualid.

En el interior de la judería se mantuvieron todos los centros de vida comunal: sinagogas, centros de estudio, hornos de pan, comercios de alimentos casher, etc.
El mellah llegó a albegar dieciséis sinagogas, entre ellas las llamada Taurel, Benmalcá, Vidal Israel, Maimón, Nahón, la Pintada, o de los Serfaty. Todas ellas desaparecieron conforme sus habitantes comenzaron la emigración y fueron vendidas junto con sus viviendas a ciudadanos musulmanes, quedando solamente y como testimonio de la rica vida que albergó la judería la del R. Isaac Bengualid.

La sinagoga Bengualid además de representar el tipo de vivienda del barrio judío, es un conjunto de múltiples funciones: albergaba el tribunal jurídico y disponía de biblioteca, horno para la fabricación del pan utilizado en las celebraciones, baño para la purificación de las mujeres y de un espacio propio para la producción del vino. Actualmente está gestionada por la Fundación del Patrimonio Cultural Judeo-Marroquí que ha promovido el Consejo de Comunidades Judías.

Después de 1912 y del crecimiento del Ensanche (parte europea de Tetuán construida por los españoles), los judíos fueron saliendo de la judería para habitar los nuevos barrios, pero los centros se siguieron manteniendo dentro del mellah. Sólo se creó una sinagoga en la zona europea llamada Yagdil Torá, hoy desaparecida como las otras, y el Centro Recreativo o Casino que sigue en pie como lugar de reunión de los pocos judíos que aún habitan en la ciudad.

Haciendo alusión al viejo mellah anterior al actual, es importante reseñar uno de los episodios más tristes sufridos por los judíos de Tetuán con el saqueo de la judería, y que tuvo lugar en la madrugada del cinco de febrero de 1860, sólo un día y medio antes de que las tropas españolas entraran en la ciudad.
Gracias a cronistas españoles de la guerra se conoce este episodio con detalles y del cual se narraba lo siguiente:

“ La primera calle en que entramos había estado ocupada por el comercio y conocíase esto en los miles de armarios, escaparates y cajones destrozados que se veían por el suelo entre los restos destruidos de muchas clases de mercancías. Vajilla rota, cristales quebrados, hojas de libros, muebles deshechos, ropas desgarradas, cofres descerrajados, puertas caídas, pedazos de alfombras, de estera y pintadas pieles, herramientas de varios oficios, millones de objetos inutilizados formando altos montones.

Sobre los escombros que pisábamos encontrábamos a veces el cadáver de un moro o de un judío, víctimas de la tremenda pasada noche y charcos de sangre que veíamos en las puertas de las casas, de las huellas de manos ensangrentadas que descubríamos en las paredes, de los indicios de recientes incendios…., hombres y mujeres, viejos y niños nos mostraban sus heridas o sus cuerpos desnudos.., sus trajes destrozados o los cardenales que amorataban sus miembros. ”
Este episodio hasta hace algunos años aún quedaba en la memoria de sus descendientes.

El fin de la vida judía en Tetuán y su exilio se debió a varios factores….el fin del Protectorado Español y la independencia de Marruecos en 1956, que escaso de reservas y con una moneda devaluada hizo caer la economía. Esta situación fue decisiva para que los judíos tetuaníes buscaran nuevas oportunidades en otros países. También influyó la creación del Estado de Israel en 1948, al que emigró gran parte de la comunidad. Otros puntos de destino fueron España, Francia, Venezuela o Canadá.


*************LA JUDERIA DE TETUAN*************

Anuncios

14 comentarios el “La judería o mellah de Tetuán.

  1. 2013/08/13

    Estimado señor Javier Garcia ,

    He visto su interesante reportaje de la ciudad de Tetuàn y de su historia y le agradezco por todos
    aquellos datos que usted me da. Gracias a los videos he podido ver de nuevo todas esas
    callejuelas de la juderìa Tetuàni.
    Con mi familia, una vez al mes, al ponerse el sol el Sàbado ibamos a Tetuàn para visitar la señora
    sol y su marido asi como a su ùnico hijo Jacobo. A pesar de ser una familia con pocos medios
    ecònomicos nos guardaba una parte de la Dafina o plato tradicional de los Sàbados. Esa gente
    tenìa un corazòn de oro.

    Antes de entrar a la juderìa, dejamos el coche ante un jardin y éste estaba situado en una plaza.
    Al fondo de aquella plaza se encontraba la casa del Alto Comisario español y su entrada estaba
    contigua a la entrada de la juderìa. En nùmerosas ocasiones tuvimos la oportunidad de cruzar
    al Alto Comisario en la carretera y un militar en moto nos decìa de detenernos y de apagar las
    luces. Luego pasaban varios coches diplomàticos a gran velocidad.

    Hoy realizo una cosa que me llena de tristeza pues era niño y no comprendìa la situaciòn y fue
    de ver a tantos niños y niñas siguiendo nuestros pasos dentro de la juderìa y estaban mal
    vestidos, sucios habìa mucha pobreza pero a pesar de ello guardaban la sonrisa y la
    alegria en sus rostros de criatura. Desde luego en aquel momento la cosa me divertìa pero hoy
    siento una cierta emociòn al recordarme de la situaciòn de esos jovenes.

    Nos agradaba ir a Tetuàn pues era una ciudad rodeada de montañas y los Sàbados por la noche
    la calle del Generalìsimo estaba abarrotada de españoles y españolas y habìan muchos legionarios.

    Daba gusto pasearse por esa calle animada e iluminada. Se encontraba también el cine Bahia
    una especie de cine sin techo. Nos sentabamos en los bancos de madera y veìamos la pelicula
    pero al mismo tiempo podiamos admirar las estrellas en el cielo. Era una imagen inolvidable.

    El domingo por la tarde si teniamos tiempo ibamos a la playa de Rio Martìl situada a diez o
    quince kilometros de Tetuàn. Era una playa grande con un bonito mar y con poca muchedumbre.

    Que sea Tànger o Tetuàn las dos ciudades eran formidables ( prueba de eso, mi relato hoy ).
    Un cordial saludo a usted y gracias por sus reportajes que me hacen soñar en el pasado ).

  2. Es verdad cada vez que vemos algo de nuestra tierra ,volvemos a nuestra niñez y recordamos todo lo que hemos vivido en la vida de todos los dias .Corriamos todas las calles sin pereza ninguna Visitabamos a los familiares y amigos con mucha alegria Es por eso tambièn que nos acordamos tanto de esta tierra y la añoramos tanto y serà siempre asin .
    Gracias por todos estos reportajes (conocemos las calles de memoria )pero no todos conocemos su historia
    saludos y muchas gracias por todo .

  3. Me parece estar viviendo un sueño, luego de 58 años volver a ver a tétuán y a su judería como así también la morería, la sinagoga que aún está,el cementerio que debe tener muchas energías ocultas, y que seguramente estarán los restos de mis abuelas y abuelo y tíos que no se animaron a emigrar ya que amaban tanto ese lugar tan exótico, Dios quiera que pronto pueda ir a visitarlos Amén.

  4. ESTIMADO SR. GARCIA
    HE ESTADO LEYENDO SU PAGINA SOBRE EL BARRIO JUDIO DE TETUAN, Y ME ANIMO A PREGUNTARLE LO SIGUIENTE. EN EL AÑO 1945 MIS PADRES SE CASARON EN TETUAN Y LA PRIMERA CASA QUE TUVIERON FUE EN EL BARRIO JUDIO. MI MADRE ME CUENTA QUE LA CASA ESTABA EN LA CALLE DOCTOR PULIDO, ENTRANDO POR LA PLAZA ESPAÑA LA PRIMERA A LA IZQUIERDA. LA CASA ESTABA A LA DERECHA DE LA SINAGOGA Y ENFRENTE DE LA CASA ESTABA UNA TIENDA LLAMADA FUENQUINO. CONOCE USTED ESTA CASA,NO SE SI LA CASA ESTABA PEGADA A LA SINAGOGA O EN EN PERPENDICULAR A ELLA.
    CONOCE USTED ESTA CASA. ATENTAMENTE
    rgonzalez@ceuta.es

  5. Hola Ramón. Más o menos sé porque parte me habla, pero habría que mirarlo sobre el terreno, ya que todas las calles parecen iguales. Lo que si le puedo asegurar es que esa casa aún existe. Si vuelvo por la zona intento averiguar y le cuento. Saludos…. Javier

  6. Hola Francisco,
    Gracias por dejar tu hermoso trabajo al alcance de todos nosotros.
    Quiero preguntarte si existe en Tetuán un censo con los nombres de todas las familias que vivían allí (las 17.000) y también si existe un registro de las distintas emigraciones con fechas, destinos y familias.
    Muchas gracias,
    Claudio

  7. Me recuerda todo cuando yo era niño , nací en Tetuán en el año 1941 en la judería calle tesoro n8 .Me vine de Tetuán ene año 1956 y no he vuelto a ir.Teneis al gun video que sea vea esa calle.Fabuloso trabajo .Paco

  8. Mi abuela Donna Hassan nación en el año 1882 en Tetuan y sus padres eran Messod Hassan y Messoda Hassan, probablemente haya tenido dos hermanos Marcos y David M. Hassan.
    Se caso en el año 1898 con Israel Desseno en Brasil segun su acta de casamiento en la 5 * Pretoria Parroquia de San Antonio y firma su acta Manoel Joaquin da Silva Escribano del la5* Pretoria de Brasil.
    Si alguien tiene algun dato de ella para aportarme, se lo voy a agradecer.
    Carlos León Desseno ( carlosleon1953@gmail.com)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s